Videojuegos: The Secret of Monkey Island

Para la generación que crecimos a finales de los 80 y principios de los 90 vivimos el tema de los videojuegos de forma muy diferente a los jugadores de hoy en día. Teníamos la Master System, la NES, la Supernintendo o la Mega Drive, dónde pasábamos horas pegándole a los botones para hacer saltar a Mario o Sonic…

Pero los gamers de la época no sólo teníamos las consolas. En aquellos años también existía una incipiente generación de nuevos juegos para el ordenador, dónde hubo todo tipo de géneros: deportivos, plataformas, de guerra o… las aventuras gráficas. Este tipo de juegos, que se basaban en realizar acciones tales como “Hablar”, “Coger” o “Empujar” para avanzar en la acción fueron la delicia de aquellos jóvenes que aprendíamos a usar el PC a base de comandos de DOS (sí, mis más jóvenes lectores, no existía Windows en aquella época). Entre todos las aventuras gráficas de aquellos años  las mejores eran, sin duda, las realizadas por Lucas Arts (sí, el mismo Lucas de Star Wars). Hicieron juegos tan y tan adictivos (para su simplicidad) como Indiana Jones in the Fate of Atlantis, Maniac Mansion (la madre de todos estos juegos) o el injustamente infravalorado Loom. Pero el mejor de todos, el más divertido y recordado por aquella generación era: The Secret of Monkey Island.

El Monkey Island trataba sobre las aventuras de Guybrush Threepwood, un joven que llegaba a Isla Meleè con la intención de convertirse en un pirata de leyenda. Muy pronto veías el tono humorístico y absurdo que tenía aquel juego. Diálogos brillantes y una dificultad bastante ajustada (te podías atascar en algún punto pero todo era superable), hicieron de Monkey Island un juego mítico. Tal fue su éxito que la aventura tuvo varias secuelas (de las que destaca la primera de ellas, pese a su extrañísimo final), pero todos recordaremos nuestro viaje hasta Monkey Island y nuestra batalla contra el pirata fantasma LeChuck (mucho más guay que cualquiera de los de Los Piratas del Caribe, esa película que tanto trató de imitar a nuestro amado videojuego).

Una maravilla de juego que todos los fans de los videojuegos deberían probar en un momento u otro de su vida y que demuestra que no se necesitan grandes gráficos para hacer buenos juegos.

Desarrollador: Lucas Arts
Salida en España: Octubre de 1990
Valoración: 99%

Link a la página de Facebook de Tribuna Friki.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Youtubers: Jordi Wild de El Rincón de Giorgio

Amazing Spider-Man 789-791, La Caída de Parker

Working for canis